Las niñas y los niños tenemos derecho a la verdad

La vinculación de los niños y niñas a los grupos armados a través de distintas formas de reclutamiento y su participación directa en las acciones de guerra es inherente a los conflictos armados internos,  tal como se ha demostrado y demuestra en distintos informes de organizaciones nacionales e internacionales especializadas en la defensa de los derechos de los niños y las niñas y especialmente por los testimonios de millones de niños y niñas que han sufrido y sufren de forma directa esta trágica situación. Lógicamente la situación en Colombia no es distinta y pretender negar o reducir a hechos aislados una realidad tan evidente como es la del reclutamiento y uso de los niños y niñas en la guerra de forma sistemática por todos los actores armados que han participado y participan en el conflicto armado interno que desde hace mas de 60 años vive el país no ayuda a sanar las heridas de la guerra y viola el derecho a una verdad reparadora. Es por ello que Benposta lamenta las intervenciones de   Sandra Ramírez y Rodrigo Londoño, miembros de la exguerrilla de las Farc, que  públicamente negaron que hubo reclutamiento forzado de menores de edad en sus filas y como organización que forma parte de la Coalición contra la vinculación de los niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia-COALICO  comparte a través de sus redes sociales el comunicado público adjunto.

Llamado a la coherencia entre los discursos y los gestos de reconocimiento de la verdad respecto de la comisión de graves crímenes como el reclutamiento y la utilización de niñas, niños y adolescentes en el marco del conflicto armado

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *